Softimiza
email
schedule 28 julio 2021

¿Cómo proteger los activos informáticos de su empresa?

En la era de la hiperconectividad, estamos expuestos continuamente a posibles riesgos, que pueden ser o no tecnológicos. El primer paso para comenzar a proteger los activos de su empresa es iniciando por la capacitación de todo el personal incluyendo directivos y CEO’s de la misma.

 

En primera instancia, podemos decir que un activo es la información de la organización. La misma puede encontrarse en diferentes maneras, por ejemplo, en formato digital (a través de archivos de medios electrónicos o medios ópticos), en forma física (ya sea escrita o impresa en papel), así como de manera no representada, pueden ser las ideas o el conocimiento de las personas. En este sentido, los activos de información pueden encontrarse en distintas formas.

 

Por lo tanto, sin importar su forma o estado, requiere de medidas de protección adecuadas, según su importancia, por lo que el uso de la tecnología es, a menudo, un elemento esencial en las organizaciones debido a que facilita su creación, procesamiento, almacenamiento, transmisión, protección o, cuando es requerido, su destrucción.


Es por ello, que la actualización constante en materia de seguridad informática contrarresta algunos de los riesgos que las aplicaciones pueden traer a las empresas que crean nuevas formas de cometer fraude y robos de información confidencial.

protección de datos

Recomendaciones para proteger los activos

 

Proteger los activos informáticos de su organización va más allá de solo contar con un antivirus y expertos en sistemas, es necesario implementar una serie de prácticas en toda la empresa. A continuación las describimos. 

 

No se puede proteger todo

 

En cuanto a los activos a proteger, debemos ser conscientes de que ya no es posible asegurar todo y eliminar todos los riesgos. Eso requiere priorizar y empezar por lo más importante. Cada empresa sabe mejor que nadie de qué activos dispone y cuáles son críticos para que sus operaciones se desarrollen con normalidad. Por eso, es recomendable que cada una defina bien cuáles son los recursos y datos que hay que asegurar para garantizar la actividad.

 

La creación de una cultura de seguridad

 

Con ese punto de partida, se hace necesario definir una estrategia de protección. Para ello, es imprescindible trabajar de forma transversal con todos los departamentos de la empresa, así como incorporar los sistemas, herramientas y metodologías especializadas y, finalmente, dejarse asesorar por expertos en seguridad. De esa labor deben salir unos protocolos que todos los empleados conozcan, entiendan y sigan. Eso requiere, por lo tanto, plantear y mantener iniciativas de formación para toda la plantilla. Solo de esa forma será posible crear una cultura donde todos contribuyan a mantener un nivel adecuado de seguridad y sean capaces de detectar brechas o incidencias sospechosas. Este plan puede también incluir formación a clientes que utilizan la infraestructura, productos o servicios de la organización.

 

Plan de contingencia

 

Debe definirse un plan de contingencia para que la organización esté preparada para actuar en caso de sufrir un ataque. Si se produce una incidencia, el objetivo tiene que ser reestablecer la actividad y volver a la normalidad lo antes posible con el mínimo daño. Ese plan debe ponerse a prueba con ensayos prácticos y experimentar los ajustes necesarios a fin de poder adaptarlo a las cambiantes condiciones del entorno.

 

Implicaciones legales y competitivas

 

Aunque la responsabilidad de poner en marcha un plan integral de seguridad en la organización reside en la alta dirección, ya no basta con iniciar el proceso y delegar la ejecución y mantenimiento en el departamento relacionado con las tecnologías de la información y las comunicaciones. Cuando hablamos de seguridad, todos debemos sentirnos responsables. Debemos conocer los peligros que pueden afectarnos, ser capaces de identificarlos y de actuar convenientemente cuando tengan lugar. 

 

La dirección, por su parte, debe ocuparse de formar a sus empleados, de proporcionar las herramientas necesarias para la protección de la empresa y comunicar a las autoridades los incidentes que se produzcan, de acuerdo a la legislación vigente en cada momento. 

 

¿Cómo SAM (Software Asset Management) minimiza los riesgos de seguridad?

 

Administrar y optimizar los contratos de licencia y el uso de las diferentes aplicaciones y  software también puede ayudar a reducir los riesgos de seguridad. A continuación le contamos seis formas principales en que su empresa puede usar SAM para ayudar a minimizar el riesgo de seguridad:

 

Uso del inventario para identificar elementos maliciosos

 

Para mantener de manera eficaz una posición de seguridad sólida, es imprescindible tener un inventario de todo el software implementado en la empresa. El uso regular de esta información permite evitar que los trabajadores utilicen aplicaciones no autorizadas e identificar cualquier programa desconocido y no aprobado. Las plataformas para SAM tienen la capacidad de mantener y detectar herramientas de listas negras; identificar software fraudulento, que puede ayudar a reducir los niveles de vulnerabilidad.

 

Prevención del uso de aplicaciones riesgosas

 

Con la visibilidad de los programas implementados dentro de la empresa, resulta más fácil prevenir el uso de aplicaciones sospechosas o maliciosas. Incluso con estrictas políticas de uso para la utilización de software, con organizaciones que utilizan almacenamiento portátil y dispositivos móviles, el software se puede instalar detrás de un firewall. El uso de la información disponible en la función de descubrimiento e inventario significa que las empresas pueden deshabilitar programas inaceptables y el control de acceso garantiza que solo los usuarios autorizados o seleccionados puedan acceder a cierto software.  

 

Examinar los datos de uso si ocurre una infracción de seguridad

 

Las herramientas SAM crean un nivel adicional de seguridad para las aplicaciones al proporcionar una visualización instantánea en tiempo real de cuáles empleados acceden a qué programas. En la lamentable situación de que se produzca una infracción de seguridad, la funcionalidad SAM permite a las organizaciones examinar los datos de uso de las aplicaciones. Esto es esencial para identificar cuándo se utilizó por última vez el software sospechoso y quién lo inició para ayudar a resolver el problema más rápido.

 

Promover la racionalización y la estandarización 

 

Las herramientas SAM pueden identificar cualquier software redundante o desactualizado, asegurando que solo el software necesario y requerido permanece disponible. Al fomentar la racionalización y estandarización de la cantidad de títulos de software no utilizados, las organizaciones permiten que TI respalde y modifique menos aplicaciones en un riesgo de seguridad, especialmente cuando solo el 50% de las organizaciones han impartido capacitación al personal para ayudar a lidiar con estas amenazas.

 

Aprovechar la administración de parches 

 

El uso de SAM para respaldar la administración de parches puede respaldar la eficiencia del proceso y garantizar que el alcance de los sistemas de destino sea completo y actual, lo que se vuelve más crucial después de una estadística reciente de que menos del 25% de las organizaciones están aplicando los últimos parches de software de seguridad dentro 24 horas de estreno . Esto dará como resultado reacciones más rápidas en el desafortunado caso de una amenaza, lo que resultará en ahorros de tiempo y costos, además de garantizar que todos los dispositivos de la red estén ejecutando el software de seguridad requerido.

 

Comprobaciones de software antivirus

 

Con acceso a una SRDB (Base de datos de reconocimiento de software, o Software Recognition Data base por sus siglas en inglés), las herramientas SAM permiten a las organizaciones realizar comprobaciones de software antivirus y notificar las computadoras que no tienen software antivirus instalado. Esto da como resultado que la empresa pueda ayudar a reducir la cantidad de riesgos en el futuro, garantizando que estas computadoras están protegidas. 

 

Como lo puede evidenciar, la administración de software es una de las mejores herramientas que tiene para proteger sus activos informáticos de riesgos de seguridad y así cuidar la información de su empresa. Contar con un aliado que le permita llevar una correcta gestión del software con sistemas de control de procesos de negocios significa grandes beneficios para su compañía.

 

En Softimiza puede encontrar a ese partner que le ayudará a que el licenciamiento de software de su empresa no sea un laberinto para que pueda optimizar sus inversiones al tiempo que protege a su empresa de riesgos informáticos. ¡Contáctenos!

Comparta en:
Disfrute de todo nuestro contenido
SUSCRÍBASE A NUESTRO
NEWSLETTER