email
schedule 27 julio 2020
3 ejemplos de cómo el COVID-19 ha acelerado la llegada del futuro

Hace unas semanas escribí un artículo sobre cómo creía que el COVID-19 aceleraría la adopción tecnológica. 

 

Desde entonces he dado 4 conferencias, hablando de cómo la pandemia se convertirá en el gran catalizador de la 4ta Revolución Industrial y de los efectos que esto tendrá para nuestra vida y la de nuestros hijos, para nuestras empresas y trabajo y para la sociedad en general (¿le interesaría tener una de estas conferencias para su empresa? ¡Hablemos!), y he encontrado varios ejemplos de cómo el COVID-19 ha acelerado la llegada del futuro.

Aquí hay 3 de ellos:

El breaking-point del Comercio Electrónico

El comercio electrónico se ha disparado. No importa si mira las cifras de Estados Unidos, Europa o las de América Latina.

Ante la imposibilidad de salir a comprar, los ciudadanos se vieron obligados a comprar en línea. Ante la imposibilidad de llevar sus productos a las tiendas, productores agrícolas han comenzado a vender a través de canales digitales (desde marketplaces y perfiles en Instagram hasta chats vía WhatsApp).

En América Latina, por ejemplo, la cantidad de transacciones en línea se han cuadruplicado, de acuerdo a información provista por Mercado Libre.

Pero tal vez lo más importante es que la mayoría de estos usuarios, que ya le perdieron el miedo al comercio electrónico, seguirán usándolo.


La era dorada de la Automatización

Siempre que hablamos de automatización entramos en el dilema de los Lúditas de si debemos proteger el empleo, el chinomático, a toda costa. Esta vez no es la excepción.

Sin embargo, piense ese "nuevo normal" en el que sabemos que por disposiciones de salubridad no será posible tener el mismo número de personas en una fábrica que las veníamos teniendo hasta ahora. Piense, además, que esa fábrica ya trabaja en 3 turnos y opera las 24 horas del día.

¿Cómo mantengo la productividad si perdí un porcentaje de los empleados que pueden estar presentes en cualquiera de los turnos? ¿Cómo aseguro la operación cuando tengo limitaciones de espacio utilizable por humanos? Automatizo. Y eso es lo que están planeando hacer las empresas:


Y no son sólo robots en las fábricas. Son robots virtuales que ayuden a optimizar el tiempo de la gente tomando tareas operativas y repetitivas de poco valor estratégico y haciéndolas de forma eficiente por medio de implementaciones de RPA (Qué es la Automatización Robótica de Procesos – RPA?).

Adiós a la oficina

Silicon Valley es y ha sido un referente para muchas industrias de que Bill Hewlett y Dave Packard crearon su empresa en un pequeño garaje en la ciudad de Palo Alto a las afueras de San Francisco.

 

Sus compañías son, hoy por hoy, las que lideran el mundo en ventas, en valoración de mercado y en los rankings de a dónde quieren trabajar los recién graduados. Pero también son referentes en cuanto a prácticas laborales, diseño de espacios, uso de herramientas y modelos de negocio.

 

Y para ver el nivel de influencia de compañías como Google o Facebook, sólo hay que ver cómo ha cambiado el diseño de oficinas de todos los tamaños e industrias en todas partes del mundo y cómo pequeños y medianos empresarios han adoptado espacios de trabajo abiertos, colaborativos, cool siguiendo el ejemplo que este par de gigantes han dado por años.


Por eso cuando en Silicon Valley se comienza a hablar de llevar la mitad de los trabajadores a un modelo 100% remoto, como lo anunció Facebook el día de ayer, por eso cuando compañías como Google anuncian que sus empleados no volverán antes de 2021 a sus oficinas, por eso cuando empresas como Twitter o Square o Shopify dicen que cambiarán el 100% de su modelo para que la gente trabaje desde casa, sabemos que el impacto será mayor a sólo Silicon Valley.

 

Son sólo 3 ejemplos. Puntuales pero muy disientes de cómo la emergencia derivada del COVID-19 y los escenarios post-pandemia han hecho que el futuro se

Comparte en: